Carrito

Blog

Las Embarazadas pueden comer jamón ibérico sin miedo a la toxoplasmosis.

By mayo 21st, 2019 No Comments
Jamón Ibérico y embarazo

Embarazo y Jamón Ibérico

Las embarazadas pueden comer jamón ibérico. Un estudio reciente elaborado por el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA) asegura que, debido a su proceso de curación, comer jamón ibérico no supone riesgo de contraer la toxoplasmosis, por lo que puede ser consumido por las embarazadas sin riego de contraer dicha enfermedad.

El Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA), en el que participa la Consejería de Innovación de la Junta de Andalucía, realiza un estudio sobre el toxoplasma en el jamón ibérico, que ya cuenta con las primeras conclusiones: “El consumo del jamón ibérico de bellota es positivo para las embarazadas, ya que por su proceso de curación, no tiene riesgo de toxoplasmosis». Afirma este estudio que uno de los factores que elimina el toxoplasma del jamón ibérico es el largo proceso de curación.

Un estudio reciente elaborado por el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA) asegura que, debido a su proceso de curación, comer jamón ibérico no supone riesgo de contraer la toxoplasmosis, por lo que puede ser consumido por las embarazadas sin riego de contraer dicha enfermedad.

El Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA), en el que participa la Consejería de Innovación de la Junta de Andalucía, realiza un estudio sobre el toxoplasma en el jamón ibérico, que ya cuenta con las primeras conclusiones: “El consumo del jamón ibérico de bellota es positivo para las embarazadas, ya que por su proceso de curación, no tiene riesgo de toxoplasmosis». Afirma este estudio que uno de los factores que elimina el toxoplasma del jamón ibérico es el largo proceso de curación.

«Se ha comprobando cómo el tiempo del proceso de curación, muy extenso en el jamón Ibérico, el contenido en sal y otros factores hacen inviable en el tiempo la supervivencia del parásito de la toxoplasmosis».

La Universidad de Zaragoza a en su Unidad de Bromatología y Nutrición, realizó un estudio sobre la capacidad de supervivencia del Toxoplasma en jamones de 7 a 14 meses, concluyendo que a partir de los 14 meses no se encontraban parásitos viables.

El Jamón Ibérico es carne curada, con los controles sanitarios que garantiza su etiquetado, y al superar los 14 meses de curación,  elimina los riesgos de contraer el parásito.